top of page
Buscar
  • endocienciasas

¿Cómo optimizar el crecimiento en nuestros niños?






El crecimiento es considerado como el aumento del tamaño corporal, medido como ganancia de peso y talla. Varias condiciones influyen directa o indirectamente en el crecimiento de un niño, como factores genéticos, ambientales, nutricionales, hormonales, psicoafectivos, enfermedades crónicas y el nivel de actividad física.


Mencionaremos algunos tips para optimizar el crecimientos de los niños.


  1. Sueño suficiente y adecuado:


  • Cada niño es único y tiene sus propias necesidades de sueño, no obstante, el número de horas de sueño diarias requeridas va disminuyendo a medida que el niño crece.

  • Los recién nacidos duermen entre 16 y 18 horas al día; a los 2 años el promedio de sueño es de 13 horas al día; desde los 3 a los 5 años de 10 a 12 horas, y entre los 6 y los 10 años alrededor de 10 horas al día. Los adolescentes necesitan dormir entre 8 a 10 horas diarias y suelen acostarse y levantarse más tarde que el resto de la familia.

  • Cumplir con el tiempo y los horarios recomendados de sueño es fundamental para garantizar un crecimiento adecuado.

  • La hormona del crecimiento se produce durante las 24 horas del día, sin embargo, su secreción es pulsátil con una liberación máxima entre los 20 y 90 minutos después del inicio del sueño, permanece elevada entre las 10 de la noche y la 1 de la mañana y disminuye gradualmente hasta niveles mínimos hacia la madrugada.

  • Si se retrasa el inicio del sueño, el pico de liberación de hormona de crecimiento es mucho más bajo, por esta razón, se debe procurar que el niño duerma temprano, idealmente entre las 8 y 9 de la noche.

  • Si el sueño se interrumpe, la cantidad de hormona liberada vuelve a ser menor, por lo cual, también es importante un sueño continuo sin interrupciones.


Para garantizar un sueño sin interrupciones se debe asegurar un ambiente de sueño adecuado que incluye; oscuridad total al dormir, minimizar al máximo el ruido evitando pantallas y televisores dentro de la habitación y mantener una temperatura fresca, idealmente entre 18ºC y 22ºC.










2. Alimentación balanceada:


  • El crecimiento se ve particularmente afectado por el estado nutricional.

  • La talla que tendrá el niño viene determinada en gran medida por la genética, sin embargo, los malos hábitos o un déficit nutricional pueden influir en que el niño no alcance la talla adecuada.

  • La infancia es el mejor momento para transmitir buenos hábitos alimenticios y estilos de vida saludables, cuando los niños los normalizan desde pequeños, tendrán más posibilidades de mantenerlos durante la edad adulta.

  • Una alimentación completa y balanceada es aquella que incluye alimentos de todos los grupos; idealmente 5 porciones entre verduras y frutas al día (pueden ser 3 porciones de fruta y 2 de verduras por día), un carbohidrato en cada comida principal, idealmente de absorción lenta (con alto contenido de fibra como papa, pasta y arroz integrales), granos 2 veces por semana, proteínas como carne, pollo, pescado o huevo 2 a 3 veces al día y al menos 2 productos lácteos al día.

  • Es importante también, evitar el consumo de azúcares refinados como bebidas azucaradas y productos ultra procesados (pastelería, paquetes, dulces) y de grasas saturadas presentes en los alimentos fritos y la comida “chatarra”.


3. Actividad física frecuente:


  • La actividad física por parte de niños y adolescentes es segura y muy importante para el crecimiento de la masa ósea y la masa muscular, especialmente durante las fases de mayor crecimiento, como la pubertad.

  • El mejor deporte para crecer es el que más le guste al niño para que pueda cumplirlo, no hay deportes específicos que promuevan más el crecimiento que otros.

  • Se recomienda que los niños entre los 1 a 5 años estén activos durante 3 horas al día y entre los 5 y los 18 años realicen actividad física moderada-intensa al menos una hora al día, todos o casi todos los días de la semana en lo posible al aire libre.

Adicionalmente, es importante limitar el número de horas en pantallas (televisor, tabletas, celulares y computadoras) a un máximo de una hora al día en niños entre los 2 a los 5 años y máximo 2 horas al día en niños mayores. Esta recomendación es especialmente importante en horas de la noche, dado que el uso de pantallas interfiere con la conciliación y el mantenimiento del sueño.








Doctora

Susana Gómez.

Endociencia.



















Fuentes:

Iglowstein I, Jenni OG, Molinari L et al. Sleep duration from infancy to adolescence: reference values and generational trends. Pediatrics. 2003;111:302-307.


Takashi Y., Kipnis D. M. & Daugaday W. H (1968). Growth Hormone Secretion during Sleep. The Journal of Clinical Investigation; 47: 2079-2090.


Comprehensive implementation plan on maternal, infant and young child nutrition. Geneva: World Health Organization; 2014.


Gidding S, Dennison B, Birch L, Daniels S, Gilman M, Lichtenstein A, et al. Dietary recomendations for childrens and adolescents. A guide for practitioners. Consensus statement from de American Heart Association. Circulation 2005;112:2061-75.


Linchestein A, Appel L, Brands M, Carnethon M, Daniel S, Franch H, et al. “Diet and Lifestyle Recommendations Revision 2006: A Scientifi c Statement From the American Heart Association Nutrition Committee”. Circulation 2006;114;82-96.


Alves JGB, Alves GV. Effects of physical activity on children's growth. J Pediatr (Rio J). 2019 Mar-Apr;95 Suppl 1:72-78.


Lammers SM, Woods RJ, Brotherson SE, Deal JE, Platt CA. Explaining Adherence to American Academy of Pediatrics Screen Time Recommendations With Caregiver Awareness and Parental Motivation Factors: Mixed Methods Study. JMIR Pediatr Parent. 2022 Apr 5;5(2):e29102.


34 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page